Kaizen: compromiso y disciplina

PorKAI2015LEAN

Kaizen: compromiso y disciplina

Kaizen es un término japonés que se traduce como mejora continua y viene de la unión de dos palabras japonesas: KAI (cambio) y ZEN (mejorar). La idea principal de esta filosofía es esforzarse para mejorar continuamente. En el Kaizen el punto de arranque para mejorar es reconocer la necesidad de mejora, porque si el problema no se reconoce no hay necesidad de cambiar. No requiere grandes inversiones para su implementación, lo que necesita es un esfuerzo constante y un fuerte compromiso de la alta dirección.

Enfocarnos en un objetivo muy grande a veces nos abruma tanto que nos impide actuar. El método Kaizen lo que hace es buscar todas las oportunidades de mejora y la mejor forma de hacer el trabajo. Es una alternativa mucho más realista y consciente que se basa en los pequeños pasos y procesos, para alcanzar mejoras continuas que generan grandes resultados que se pueden mantener en el tiempo.

Si bien el método Kaizen fue desarrollado originalmente para el mundo empresarial, se puede también aplicar a nuestras vidas, para que no pase un día sin que se haya hecho alguna mejora, por pequeña que sea.

A tal propósito, queremos compartir una charla de Tedx “Kaizen at home – 90 days to success”, donde Mike Morrill explica cómo Kaizen ha impactado en su vida. Morrill conoció Lean a través de las enseñanzas de Paul Akers, empresario y experto de la cultura Lean, y conocido a nivel internacional como “Lean maniac”. A Morrill le fascinó Kaizen y los principios que hay detrás de Lean y los implementó en el trabajo con su equipo. En el video nos explica cómo compartió la metodología Kaizen con su familia y el efecto positivo que tuvo en su vida personal.

Desde la perspectiva Lean, queremos remarcar la importancia del concepto Kaizen aplicado tanto a nuestra vida como a nuestro ámbito laboral: pequeñas mejoras cada día, de manera continuada. Kaizen es todo un cambio.

Un gran cambio se realiza a través de pequeños pasos. La forma en que hacemos las cosas pequeñas determina la forma en que lo hacemos todo. Si ejecutamos bien las pequeñas tareas, también tendremos éxito en nuestros esfuerzos más grandes. Las pequeñas mejoras diarias siempre conducen a resultados excepcionales en el tiempo. En una organización, implantar pequeñas mejoras cada día significa construir modelos de negocios sostenibles y que perduren en el tiempo.

Como dice Masaaki Imai (el padre de esta filosofía) “Kaizen es una forma de pensar”. La implantación del kaizen conlleva un cambio en la cultura organizativa: es involucrar a todos los profesionales en la búsqueda e implantación de pequeñas mejoras que aporten valor a la organización.

Acerca del autor

KAI2015LEAN administrator

Deja un comentario