No podemos ignorar las “Historias de miedo sobre Lean” o Una hamburguesa con queso no es comida sana

PorTiziana Ingrande

No podemos ignorar las “Historias de miedo sobre Lean” o Una hamburguesa con queso no es comida sana

Hemos leído un post de Mark Graban que nos ha parecido interesante y lo traducimos para compartirlo con vosotros.

Cuando me preguntan a qué me dedico, mis primeras respuestas son:

  • A mejorar la seguridad del paciente
  • A crear mejores lugares de trabajo

Tan sencillo como eso. Esos son los problemas importantes que me apasionan (y que he sido capaz de ayudar a resolver, al menos en algunos lugares concretos). A mayor escala, hay demasiados pacientes que sufren las consecuencias o mueren por errores médicos evitables. Demasiada gente acaba odiando su trabajo o vuelve a casa llorando o extenuada al final de la jornada. Eso debe cambiar. En mis 20 años de carrera, en industria y sanidad, Lean ha sido una metodología potente y efectiva para alcanzar esos objetivos, y además mejorar la calidad, reducir los tiempos de espera (para productos o asistencia sanitaria), y reducir costes.

Pero no siempre.

Las herramientas de Lean pueden parecer atractivas y sencillas de aplicar. Pero, vemos que algo tan sencillo como 5S se aplica de manera equivocada continuamente (ver este blog y este vídeo satírico que creé). No es casualidad que el “Bad Office 5S Video” tenga más de 135.000 vistas. Y no es sólo porque sea divertido… es porque hay un mensaje verdadero que sintoniza con las personas.

El objetivo de Lean es crear un mejor entorno de trabajo, uno dónde los empleados sean escuchados y reciban apoyo, dónde se les permite participar en mejora continua.
Si las personas están irritadas, enfadadas o marcadas por un estigma a causa de Lean, hay probablemente un gran problema. Y ese problema NO es que los empleados sean “resistentes al cambio”. Una herramienta tan sencilla como las 5S se supone que debe involucrar a las personas para hacer su trabajo mejor, mejorar la calidad, prevenir problemas y frustraciones, y permitirles que desarrollen su trabajo mejor para clientes y pacientes. Pero en las manos de un directivo torpe, de la vieja escuela, el 5S se convierte en una nueva arma de dominación. Forzando a las personas a quitar sus fotos familiares o haciendo que pongan cinta adhesiva alrededor de su teclado… eso no es Lean. Eso es irritante.

Sin embargo, el uso de herramientas sin el contexto de la filosofía Lean o un sistema de gestión Lean se etiqueta como “Lean”. Yo lo llamo Lean as Misguidedly Executed” o L.A.M.E. (Tan Lean como Mal Ejecutado) (un acrónimo inoportuno). Cuando los directivos utilizan el nombre de “Lean” para perjudicar a los empleados, esto se llama una “historia de miedo sobre lean” no una “historia de miedo sobre gestión” o una “historia de miedo en el puesto de trabajo”.

Escucha a Mark en este post (suscríbete y continua aprendiendo)

La gente puede hacer cosas estúpidas y llamarlas “Lean”.

Una analogía entre Nutrición y Lean

Supongamos que una persona lee un libro sobre nutrición. Puede que realmente no quiera perder peso o tener una vida más sana. Puede que simplemente un médico o alguien cercano les recomendara que leyeran el libro. Digamos que esa persona hace una búsqueda rápida en la web en lugar de leer el libro. Se pueden encontrar todo tipo de ideas chaladas o alimentación a base de aceite de serpiente en absoluto acertada.

O puede que lea el libro, pero selecciona las partes del libro que coinciden con su dieta actual. Puede que lea que las proteínas son buenas. Ingerir los tipos adecuados de proteínas puede ayudar a desarrollar músculo y transformar la grasa. Pero hace falta hacer más ejercicio (y de la manera correcta, quizás con un entrenador, como yo he hecho y escrito). Así que esta persona decide, “Voy a comer a diario hamburguesas con queso a mediodía y por la noche porque tienen un alto contenido de proteínas y calcio. Y añadiré bacon para aumentar las proteínas.”

No se puede etiquetar esto como una dieta sana, y si lo haces estás equivocado.

Algunas personas que se han interesado en nuestros libros de Healthcare Kaizen han dicho cosas como:

“Llevamos cinco años implantando Lean y ahora vamos a centrarnos en involucrar a todas las personas en mejora continua”.

Hmmm… ¿Es realmente Lean si no se está tratando de involucrar a las personas en la mejora? O al menos se está intentando hacerlo. Lean, basado en parte en el sistema de gestión de Toyota tiene dos pilares (“igual de importantes” como dice Toyota): Mejora Continua y Respeto a las Personas.

Algunas de esas torpes o equivocadas iniciativas de 5S carecen significativamente de respeto por las personas. Un programa Lean, o una iniciativa que no incluya la mejora continua no es realmente Lean… Los Eventos de Mejora Rápida (también conocidos por Eventos Kaizen) están bien, pero son mejoras esporádicas, episodios de mejora, no mejora continua.

Las historias de miedo están ahí

Como una “Comunidad Lean”, no podemos ignorar las “Historias de miedo”. Debemos tratar de hablar alto y claro y educar a las personas sobre lo que realmente es Lean. O, podemos tratar de imaginar cómo conseguir que haya menos gente que reciba una imagen incompleta o incorrecta la Lean.

Hace tiempo vi este artículo publicado por un sindicato (así que incluir vuestro punto de vista positivo o negativo), pero asumamos que la historia es cierta.

Amanda cuenta que su supervisor, que fue encargado en Toyota, la humillaba públicamente hasta que se derrumbó. “Un día mientras me gritaba, le dije que me iba a suicidar si continuaba tratándome así. Me mandó al servicio médico. El médico me dio una baja temporal. Fui a un psicólogo que dijo que estaría bien si me movía a otra línea de producción. El médico de Volkswagen se negó a darme el alta.” Amanda nunca volvió a trabajar en VW, convencida de que sería más fácil encontrar otro trabajo que luchar con la compañía.
Hay documentación de VW que muestra como el sistema de gestión de VW nace de “la producción Lean”, la filosofía creada por Toyota, y popularizada en la industria del automóvil y luego en otros sectores.

“Cada empleado allí ‘pierde el culo`y acaba lesionándose por trabajar con dolor porque no quieren que un temporal acabe ocupando su puesto”: dice Amanda. “Nos hacen ver muy claramente que somos fáciles de reemplazar”

.

Nada de esto me parece Lean. Si eso fuera Lean, yo mismo me convertiría en un líder sindical y lucharía en contra.

Escucho quejas sobre Lean de profesionales de la Sanidad. Las leo en los periódicos. Me avergüenzo mucho de lo que escucho. No se parece a lo que he escrito o practicado sobre Lean. No parece una receta para mejorar la seguridad o los entornos de trabajo.

Hace tiempo un sindicato de enfermeros realizó y publicó una encuesta en Canadá sobre cómo se percibía el impacto de Lean. No es una imagen espectacular:

Si la motivación y el compromiso del equipo está empeorando, la seguridad del paciente se percibe peor… hay un problema grave. Se supone que Lean debe MEJORAR estas dimensiones. Algo no está bien.
Es muy frustrante escuchar los casos de LAME que ocurren. Si sólo resaltamos los éxitos en los que estamos involucrados (como mejoras de calidad en algunos hospitales), y no los problemas, las “Historias de Miedo”, creo que nos hacemos un mal favor a todos. Demasiada gente ha tenido miedo de hablar cuando han sabido de alguna “Historia de miedo”. He oído sobre celebridades en el mundo Lean que simplemente encogieron los hombros y dijeron, “Bueno, algunos van a hacer las cosas mal, y no se puede evitar”. Y yo digo que eso es una sandez. Tenemos que hablar claro y educar a la gente, en otro caso, Lean se creará una mala imagen y perderemos la oportunidad de mejorar los entornos de trabajo y mejorar la seguridad de pacientes.

Bob Emiliani es uno de los que ha sido valiente y ha hablado (ver un post reciente que publicó).

Hay un libro que se escribió como una fábula, un cuento del “Lean malo”: Look Before You Lean: How a Lean Transformation Goes Bad–A Cautionary Tale.
Pero estas cosas pasan.

Estoy sinceramente interesado en escuchar vuestras historias de miedo sobre Lean. Si las compartís, prometo empatía y confidencialidad, al menos. Por favor, contactadme.

La pasión de Mark Graban es crear un sistema sanitario mejor, más seguro y más eficiente para los pacientes y mejores entornos de trabajo para todos. Mark es un consultor, autor y speaker sobre “Lean Healthcare”. Autor de libros premiados con el Premio Shingo: books Lean Hospitals and Healthcare Kaizen, as well as The Executive Guide to Healthcare Kaizen. Mark es también el VP of Customer Succes de la compañía tecnológica KaiNexus.

 

About the author

Tiziana Ingrande administrator